Leyendo espero… 1ª Entrega

“Leyendo espero…” es un Club de Lectura Virtual para adultos. La forma de participar es muy sencilla. Cada día pondremos unas páginas del libro. Después de leerlas podéis dejar vuestros comentarios aquí mismo (baja hasta que encuentres la cajita “Deja un comentario”). Os iremos respondiendo y así iremos haciendo una lectura compartida. (Pincha en las imágenes para hacerlas más grandes)

7 Replies to “Leyendo espero… 1ª Entrega

  1. Pingback: Leyendo espero…
    1. Nos alegramos Susana de que te haya gustado! Si, la idea al elegir este libro fue que puesto que tenemos que estar en casa, elegir una ciudad… Y nada mejor que Nueva York, la metrópoli por excelencia del planeta. La frase con la que se abre el libro: ” “Leonard y yo estamos tomando café en un restaurante del Midtown” es completamente evocadora de un lugar con atmósfera especial, lleno de gente, con una luz grisácea que entra a través de amplios ventanales…
      Esperamos que sigas leyendo. SALUD-2!!

  2. Hola. Me parece una buena idea.
    La primera entrega me gusta. El carácter intimista del relato, su visión de la vida y su amistad con Leonard me gusta. A esperar a la siguiente entrega.

    1. Nos alegramos Susana de que te haya gustado! Si, la idea al elegir este libro fue que puesto que tenemos que estar en casa, elegir una ciudad… Y nada mejor que Nueva York, la metrópoli por excelencia del planeta. La frase con la que se abre el libro: ” “Leonard y yo estamos tomando café en un restaurante del Midtown” es completamente evocadora de un lugar con atmósfera especial, lleno de gente, con una luz grisácea que entra a través de amplios ventanales…
      Esperamos que sigas leyendo. SALUD-2!!

    2. Si, Pilar, el tono del libro es muy intimisma. Casi como unas memorias compartidas, pero noveladas… Esperamos que tus aportaciones en la segunda entrega! SALUD-2!!

  3. Me ha resultado interesante el comienzo.
    La relación entre ella y Leonard se presenta como querer y no querer.
    Me llama la atención el sueño de su vida cuando dice “no tenía claro si yo sería la artista/intelectual o estaría casada con él ” o el sentirse sola en una calle atiborrada…
    Pronto nos descubre que no ha alcanzado lo que soñaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *